Informalidad: definición y causas.

Publicado por en Lunes, enero 28, 2013

Destacados | Economía | Teoría

La informalidad es un fenómeno que aqueja a la economía a nivel global. De acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la economía informal genera entre la mitad y tres cuartas partes de todo el empleo no agrícola en los países en desarrollo. En América Latina más del 50% de los trabajadores se encuentran ocupados en empleos informales; empleos que generalmente son de mala calidad. Es decir, empleos que se ejercen en condiciones precarias, sin protecciones ni derechos y con bajos salarios y sin ningún tipo de estabilidad.

La OIT define a la economía informal como: “el conjunto de actividades económicas desarrolladas por los trabajadores y las unidades económicas que, tanto en la legislación como en la práctica, están insuficientemente contempladas por sistemas formales o no lo están en absoluto. Las actividades de esas personas y empresas no están recogidas por la ley, lo que significa que se desempeñan al margen de ella; o no están contempladas en la práctica, es decir que, si bien estas personas operan dentro del ámbito de la ley, ésta no se aplica o no se cumple; o la propia ley no fomenta su cumplimiento por ser inadecuada, engorrosa o imponer costos excesivos.”

La informalidad es un fenómeno muy amplio el cual es objeto de numerosos debates sobre su definición y causas. Sin embargo, existe cierto consenso en torno a la idea de que la informalidad debe de ser considerada como un fenómeno bidimiensional:

La primer dimensión se refiere al tipo o naturaleza de la Unidad Económica: cuando ésta es una que se dedica a la producción de bienes y/o servicios para el mercado operando a partir de los recursos de un hogar y sin llevar los registros contables básicos, se puede hablar de una actividad del Sector Informal o de negocios en pequeña escala no registrados y de empleo vinculado a dicho sector.

La segunda dimensión es una perspectiva laboral y se refiere a todo trabajo que se esté realizando sin contar con el amparo del marco legal o institucional, no importando si la unidad económica que utiliza sus servicios son empresas o negocios no registrados, por lo que se puede hablar de “empleo informal”.

En México la informalidad es un problema que está alcanzando proporciones muy preocupantes. El pasado 11 de diciembre, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presentó las nuevas cifras de trabajo informal en México con la nueva medición del trabajo informal.[1] Los resultados mostrados no fueron nada alentadores:

Tasa de informalidad por entidad federativa.

informalidad

 

Fuente: INEGI
  • La informalidad en México alcanzó un nivel de 60.08% de la población ocupada.
  • Hay estados en los que 8 de cada 10 trabajadores están en la economía informal.
  • El estado con menos informalidad en México es Baja California Sur con 41% de informalidad.

Pero… ¿Cuál es la que causa de la informalidad?

La respuesta a esta pregunta ha sido abordada desde diversas perspectivas. Entre los principales elementos que inciden a la existencia de la economía informal están:

  • Crecimiento económico: El magro crecimiento que hemos tenido en los últimos 30 años ha impedido que el sector formal sea capaz de expandirse lo suficiente para absorber a todas las personas que se integran a la oferta laboral. Por tanto, el sector informal sirve como una válvula de escape para las personas que no se logran insertar en el sector formal.
  • Marco legal existente: Algunos economistas coinciden en que el marco legal actual es demasiado rígido; ya que hay una excesiva regulación respecto a las modalidades de contratación, condiciones de despido y número de horas a trabajar. Esta regulación propicia que las empresas busquen abaratar costos y utilicen formas de contratación más baratas, las cuales no proveen a sus empleados de seguridad social.
  • Política Social: La política social es una de las principales causas de informalidad. Santiago Levy argumenta que la combinación de programas de seguridad social y protección social divide el mercado laboral en un sector formal y otro informal. Esta segmentación incentiva a los trabajadores y empresas a buscar empleo e invertir en actividades informales; da grandes incentivos a trabajadores y empresas para violar las leyes concebidas para proteger a los trabajadores, y no reduce eficazmente las desigualdades en la distribución del ingreso.
  • Apertura comercial y globalización: La expansión de grandes empresas en nuestro país ha puesto en desventaja a las pequeño y medianas empresas. Esto ha generado que sus beneficios se vean mermados y que para poder subsistir tengan que operar en la informalidad.
  • Falta de crédito comercial: Los bancos en México se han caracterizado por su falta de financiamiento al sector privado. Ésta situación provoca que las pequeño y medianas empresas no tengan acceso a créditos -y si sí los obtienen es a tasas de interés muy altas- que les permitan mejorar sus condiciones, expandirse o tener mayor capacidad de respuesta en épocas de “vacas flacas”, por lo que la informalidad es una vía más cómoda para este tipo de empresas.

Como se puede apreciar, la informalidad es un fenómeno que impide que la productividad del país aumente, y por ende, también el crecimiento. Al ser la informalidad una cuestión multifactorial, se necesitan muchos esfuerzos para poder abatirla y tratar de que la población se encuentre en mejores condiciones laborales. Esperemos que en este sexenio se den las condiciones necesarias para que las alarmantes cifras de informalidad en México disminuyan.

 


[1] Esta nueva medición está basada en el manual para la medición del empleo informal “Measuring Informality: a Statistical Manual of the Informal Employment”.

 


Alejandro Gomez Lopez

Estudia economía en la Facultad de Economía de la UNAM. Entre sus principales intereses se encuentra: el sistema financiero, el desarrollo y crecimiento económico y la economía laboral.

Más artículos por

comments powered by Disqus

¿Les gusta nuestro nuevo diseño?

Esperamos que esta nueva plataforma les permita leernos mejor. Díganos si les gustó y que más le pondrían.

Alianzas

Alianzas

Newsletter de Paradigmas

Regístrate para recibir el contenido más interesante de Paradigmas en tu correo. ¡Es gratis!
* = campo obligatorio